EL ASEO BÁSICO DE TU PERRO

El perro, por naturaleza tiende a mantenerse limpio, se asean revolcándose en el suelo, arañando y mordisqueando su pelo enmarañado y lamiéndose el pelaje.

Con el aseo periódico de nuestro perro buscamos mantener saludables la piel, el pelo, las encias, los dientes y las uñas.

Con la rutina del aseo reafirmamos nuestra autoridad sobre el animal. Hay que tratar de que el aseo constituya una rutina diaria o semanal.

Debemos inspeccionar semanalmente orejas, ojos y dientes. Las razas con plieques en la piel como el Shar Pei, necesitan una atención especial en esas áreas.

Las orejas deben estar libres de cerilla y suciedad, no deben presentar olor desagradable y deben verse limpias.

Los problemas más habituales en los oídos de nuestros animales son causados por:
- Parásitos: frecuentemente aparecen los oídos con pequeños pedazos de secreción seca de color café oscuro y olor desagradable.
- Alergias: por pulgas, polen u otra causa de alergia provocan irritación y enrojecimiento de las orejas del perro o gato, normalmente el animal se rasca de forma habitual y puede dar lugar a problemas secundarios.
- Bacterias y hongos: estos agentes infecciosos crece en oídos con abundante pelo, húmedos y calientes que reciben poco aire. Las razas con orejas caídas y largas ( Cocker spaniel, americano ), canales auditivos estrechos, mascotas que nadan mucho, ambientes cálidos y húmedos son más propensos a desarrollar infecciones en el oído.

Las infecciones bacterianas van acompañadas de plus y mal olor, mientras que las causadas por hongos dan lugar a un exudado húmedo y maloliente junto a acumulación de cerilla, a demás de sacudidas de cabeza y rascado continuo de las orejas y de la cara.

Para una buena higiene de los oídos de nuestros animales es muy recomendable la utilización de productos específicos para tal efecto ( otoclean – Esteve veterinaria-, Specicare: Ear Cleaner-Lovens animal health )que, usados de forma periódica previenen cualquier problema. La limpieza se puede realizar con toallitas o gasas húmedas.

Los ojos deben estar limpios, libres de secreciones, la limpieza se puede realizar con suero salino fisilógico y una gasa impregnada en el mismo, de igual forma existen en el mercado limpiadores óticos ( Specicare ).

La piel no debe presentar signos de suciedad ni ulceraciones, se debe evitar que se acumule suciedad en los pliegues, hay que revisar las patas, sobre todo la zona entre los dedos, las uñas deben recortarde periódicamente y por ,ultimo, claro está, el cepillado y peinado para mantener el pelo limpio y desenredado.