ESTERILIZACIÓN DE SU ANIMAL DOMÉSTICO

Manuel D.Fernández Hernández. Veterinario.

Muchos dueñis de perros y gatos se plantean a lo largo de su convivencia con ellos la conveniencia de esterilizarlos o castrarlos, para evitar las molestias del celo, pero ,esta no es la ,unica raz,on por la que se toma esta medida. A algunos propietarios de animales esta decisión les puede parecer algo drástica. Sin embargo, es conveniente saber que los efectos psicológicos que se puedan plantear en las personas no se dan en los animales. En la mayoría de los países europeos y en Estados unidos, la esterilización es una práctica que se realiza rutinariamente a todos los animales no destinados a la cria y reproducción. Los tratamientos hormonales son una alternativa a la intervención quirúrgica, aunque tienen efectos secundarios mayores.

Con la esterilización se elimina gran parte del comportamiento sexual y los signos externos de celo ( agitación y nerviosismo, vocalizaciones, secreción sanguinolenta vulvar). La esterilización, aproximadamente, doba la incidencia de obesidad en perros y gatos, debido a un menor gasto energético por parte del animal, sin que disminuya la toma de alimentos. Del mismo modo disminuye la actividad física en ambos sexos y en ambas especies; sin embargo como animales y el dueño suele darle la misma cantidad; por tanto es conveniente vigilar la cantidad de alimento que se le administra al animal esterilizado y procurar que haga ejercicio. Es importante saber que la esterilización antes de la pubertad disminuye la incidencia de obesidad en la perra. Es un error creer que su perro o gato ( en el caso de las hembras ) “necesitan” tener por lo menos un parto; es una idea que no tiene nunguna base científica.

Por lo tanto, podemos concluir en que la esterilización de su mascota plantea una serie de ventajas como evitar tumores hormonodependientes ( mamas, útero, próstata, testículos ), infecciones uterinas, enfermedades venéreas, embarazos psicológicos, peleas y mordediras, fugas y accidentes, volviéndose más casero, más longevo y más cariñoso.