LA ALERGIA EN EL PERRO Y GATO

En la primavera empiezan a aparecer las tan temidas alergia para nosotros y también para nuestras mascotas.

Estas reacciones alérgicas se producen al ponerse en contacto nuestra mascota con agentes del tipo de ácaros, hongos, polvo, insectos, flores, alimentos,etc…

Los problemas alérgicos suelen aparecer cuando el animal es aún joven y puede dar lugar a que el animal se lama, rasque y muerda, haciendo que empeore la inflamación y el picor.

Hay muchos tipos de alergia, una de las más comunes es la llamada ATOPIA, consiste en que cuando el animal entra en contacto con la sustancia que le provoca la alergia da lugar a una dermatitis que cursa con picor intenso, los animales se lamen, se frotan contra objetos dando lugar a ronchas, ( sobre todo entre los dedos) depilaciones e incluso infecciones secundarias.

Otras alergia son las RINITIS y CONJUNTIVITIS que originan mucosidades claras que pueden ser muy molestas para muestras mascotas.

Las BRONQUITIS ALÉRGICAS provocan una tos crónica y seca sobre todo después del ejercicio, este tipo de alergia es más típica del perro que del gato.

Las denominadas DERMATITIS POR CONTACTO, dan lugar a alergia a algo que el animal toca frecuentemente ( su manda, su collar, su cama…) las zonas más afectadas son el abdomen, axilas, parte de los muslos, orejas y zona perineal.

Las lesiones son zonas sin pelo, enrojecidas, con pequeñas vesículas, exudados, costras, zonas pigmentadas y la piel aparece engrosada y descamada en algunos casos.

La picadura de un insecto ( sobre todo pulgas o mosquitos ) o de un ácaro puede provocar una reacción alérgica dando lugar a bultos o habones osbre todo en el morro y párpados.

En el caso de la alergia ala picadura de la pulga ( D.A.P.P.;DERMATITIS ALÉRGICA A LA PAICADURA DE PULGA )es muy típica de la lesión, que aparece en el lomo cerca del rabo. El animal no para de rascarse, se lame y muerde dando lugar a verdaderos destrozos de la piel de la zona. Es necesario desparasitar a nuestro animal al mismo tiempo que administrarle antihistamínicos para aliviarle el dolor, llegando incluso a colocarle un “collar isabelino ” hasta que la piel regenere y el picor desaparezca.

Identificar la causa de la alergia no siempre es fácil, ya que hay que estudiar el entorno en el que vive el animal, por donde pasea, la comida que come,etc…

Incluso se puede determinar el tipo de alergia partir de un análisis de sangre, con la determinacióm de inmunoglobulinas específicas en el suero.

Los problemas alérgicos, en principio, no ponen en peligro la vida de nuestro perro o gato, a no ser que ocurra la denominada ” reacción anafiláctica”, en la que el organismo reacciona de forma exagerada y violenta frente a la exposición del alérgeno, dando lugar a una liberación de sustancia vasoactivas que provocan picor intenso, hipotensión, arritmias, taquicardias, broncoconstricción e incluso shock, esta situación se considera una urgencia veterinaria.

Por último, destacar que también puede aparecer ALERGIAS ALIMENTARIAS, a un determinado componente del pienso que coma nuestra mascota, pollo o carne de vaca sobre todo, entonces tendremos que cambiarle la dieta por una DIETA HIPOALERGÉNICA, y también se dan alergias a plantas o vegetales, que en un momento determinado se coma nuestro perro o gato como la adelfa, trébol, belladona y sobre todo en esta época ala procesionaria del pino, resultando muy peligrosa cualquier contacto con ella.