LA BOCA DE NUESTRO PERRO Y GATO

Para nuestro perro y gato la boca es algo mucho más importante que para nosotros, su calidad de vida está estrechamente ligada con el estado de su boca, por tanto es importante que la conserven en buen estado.

Existen razas que tienen una mayor predisposición a padecer problemas bucales, un claro ejemplo son el Yorkshire terrie y el Caniche y en general todas las razas pequeñas tienen mayor predisposición que las grandes, esto junto a que en muchos casos comen comida blanda, hace que debamos vigilar muy cerca el estado de su boca, la limpieza de boca en ellos se hará de forma más frecuente.

Otro problema bastante frecuente en la boca de los perros es la retención de los “diente de leche” (incisivos y caninos ), lo que puede originar problemas de deformación en la boca, mayor acúmulo de fragmentos de comida y por tanto; de sarro e incluso en algunos casos dolor por producirse heridas en labios y encias: a estos trastornos también son más propensos los perros de razas pequeñas.

Un perro o gato con infección e inflamación en la boca por formación de sarro, sentirá dolor, comerá menos y masticará peor, con lo que le costará más diferir los alimentos, y también tendrá mayor riesgo de tener infecciones en vías respiratorias e incluso en los casos más graves endocarditis por liberación de bacterias de la boca.

Una vez que tenemos el sarro ( que es el resultado de restos de alimentos con crecimiento de bacterias exagerado ) en la boca de nuestro animal la única forma de elimarla es rompiéndola con un aparato de ultrasonidos, previa anestesia del animal, consiguiendo eliminar ducha placa de forma rápida y sencilla y para evitar cualquier infección secundaria se le administra antibióticos al animal antes y después de la limpieza bucal.

No es cierto que por limpiar la boca se caigan los dientes, lo que ocurre es que hay animales en los que la cantidad de sarro es tal que los dientes están sujetos en la encia únicamente por el sarro y al quitar el diente se cae, pero caería igualmente al poco tiempo aunque no se limpiara.

Existen pastas y soluciones bucales especialmente diseñadas para perros y gatos que usadas frecuentemente disminuyen mucho la frecuencia de repetición de la limpieza de boca.

Es importante señalar que los animales que comen pienso en lugar de comida blanda tienden a formar mucho menos sarro. Es útil obsequiarnos con huesos de piel prensada, galletas duras o el uso regular de piensos especiales ( Oral Care ).

Las revisiones periódicas por parte del veterinario le haran saber cuando es necesario tomar medidas y el le indicará el momento de hacer una limpieza de boca.