Es una enfermedad de carácter grave, producida por un rabdovirus, que se transmite por la mordedura de animales, principalmente el perro. Esta enfermedad llega a causar la muerte del individuo.

Afortunadamente en España la rabia no es un problema ya que se realizan campañas de vacunación anualmente (en la península no existe rabia desde hace más de 20 años, mientras que en Ceuta y Melilla pueden aparecer casos). En lugares como Asia es un problema muy frecuente, en la actualidad en los paises desarrollados la rabia está muy bien controlada, por ejemplo el número de personas que mueren al año de rabia en los E.E.U.U. es de 1 a 3, mientras que en Europa no llega a los 10, principalmente en los paises del este.

La rabia está producida por el rabdovirus, un virus que se encuentra en el perro en los países del tercer mundo y en el zorro en los países europeos, estos dos “reservorios” del virus contagian la enfermedad cuando muerden a otros animales: perros, gatos,ganado, caballo y por supuesto al hombre.

Otro tipo de reservorio animal son los murciélagos chupadores de sangre, en Europa no es frecuente el contagio a través de estos, pero si en zonas de hispanoamérica.

El contagio de la rabia se produce por mordedura del animal “rabioso”. Después de la mordedura se produce una ascensión lenta del virus por los nervios hasta llegar al cerebro, allí se disemina de forma rápida a otras partes del cuerpo incluyendo glándulas salivares. Cuando el virus llega a las glándulas salivares si muerde a otro animal o a otra persona puede transmitirle la enfermedad.

Los síntomas son: cambio en el comportamiento del animal, incluyendo ataques de furia, cambio en el ladrido, babeo excesivo, etc, al final estos animales mueren por parada respiratoria, el curso de la enfermedad transcurre en dos semanas aproximadamente.

¿Cómo prevenir el contagio?
Mediante la vacunación sistemática de los animales anualmente.
En España la obligatoriedad o no de la vacunación depende de las comunidades autónomas, en la mayoría es obligatorio, incluída la comunidad murciana.
La vacunación contra la rabia se realiza entre los 3 y 6 meses de edad del animal, y se revacuna anualmente.
En los gatos es voluntaria.