LA VACUNACIÓN EN PERROS Y GATOS

Las personas que tienen animales de compañía deben preocuparse por la salud de los mismo, por eso tenemos que protegerlo, vacunándolos frente a enfermedades muy peligrosas y de fácil contagio entre ellos.

Los cachorros están protegidos durante las primeras semanas por las defensas que han adquirido a través de la leche de la madre, que, durante las primeras horas de vida les aporta el “calostro” que contiene inmunoglobulinas, sin embargo, con el paso del tiempo estas defensas disminuyen y es necesario aumentarlas artificialmente mediante el uso de vacunas. La edad para la primera vacunación se suele hacer a los 45 días de vida del animal, y suele ser frente el parvovirus y moquillo o sólo frente al parvovirus. Es importante que el veterinario haga una revisión previa antes de la vacunación para comprobar el estado de salud del animal. Junto con esta primera vacunación se puede realizar la desparasitación interna del cachorro. A los 15 días de la primera vacuna se le administra la segunda vacuna, que es la llama “trivalente” o “tetravalente” dependiendo de la inmunidad que le proporcione al cachorro frente a 3 o 4 enfermedades, normalmente frente a parvovirus y moquillo ( siempre ) y también frente a leptospirosis y hepatitis infecciosa caninca o también contra parainfuenza. A los 15 días de la segunda vacuna se le pone la última vacuna de cachorro, que suele ser la misma que se le puso la segunda vez o las llamadas ” polivalentes” que suelen contener lo mismo que la segunda vacuna más herpesvirus o traqueobronquitis, siendo éstas más completas. Con esta última vacuna se suele hacer de nuevo una desparasitación. Opcionalmente se le puede administrar una cuarta vacuna. Al cabo de 7-10 días desde la aplicación de la última vacuna nuestro cachorro puede salir a la calle, ya que hasta que no tiene todas las vacunas no puede salir fuera de casa ni ser bañado.

Por último, antes de que el perro cumpla 6 meses se le deberá vacunar con la antirrábica ( que es obligatoria por ley ) junto con el chip.

Es muy importante realizar revacunaciones anuales con la antirrábica y la polivalente todos los años durante toda la vida del animal.